Sal a correr: ¡haz que tu vida sea más saludable!

Correr

Empezar a correr se está convirtiendo en uno de los grandes propósitos en los últimos años. ¿Quién no ha decidido iniciarse en el mundo del running y ha acabado abandonando la idea por no saber cómo empezar? Pues bien, os vamos a ayudar. Esta guía es para empezar desde cero y para descubrir qué necesitamos. Leyéndola no seréis Usain Bolt, quedáis advertidos.

Salir a correr conlleva muchos beneficios siempre que se haga a un ritmo que el cuerpo pueda soportar. Si empezamos más fuerte de lo que deberíamos, notaremos dolores y podríamos hasta llegar a lesionarnos. Para evitar dolores, hay que seguir unos pocos consejos muy sencillos. Siempre y cuando lo hagamos correctamente, fortaleceremos nuestros huesos y músculos, quemaremos calorías, reduciremos el estrés que nos está matando por dentro y, sobretodo, tendremos un hábito saludable. La presión arterial mejorará y protegeremos nuestro cuerpo de algunas enfermedades.

Antes de hacer el animal ahí fuera, tenemos que ver como está nuestro cuerpo. Deberías hacerte un chequeo, cada cuerpo es diferente y puede que recuerdes que la última vez que hiciste esta actividad fue en clase de gimnasia en el colegio hace 10 años. También debes tener en cuenta, antes de empezar, si eres o fuiste fumador, si tienes sobrepeso, la edad… No forcemos la máquina.

¿Qué necesitamos?

Es primordial tener una buena actitud y ganas, luego preocúpate de conseguir unas zapatillas. Como estamos empezando, os recomendamos unas zapatillas de coste bajo-medio, ¡siempre tendremos tiempo de comprar unas con un presupuesto más alto más adelante! También necesitamos ropa cómoda y ligera: pantalones cortos/largos o mallas.

La camiseta no debería ser ni muy ajustada ni muy holgada, algo intermedio. No te preocupes, puede ser una camiseta de algodón que tengas guardada en el armario. Si hace frío puedes equiparte con unos guantes y una camiseta térmica. Consejo para mujeres: usad un sostén deportivo que os resulte lo suficientemente cómodo.

A partir de aquí ya puedes salir e ir a correr a cualquier lugar, pero si decides quedarte te vamos a nombrar otras cosas que puedes llevarte cuando te vayas.

En invierno puedes equiparte un gorro y un cortavientos, puede resultar bastante útil. Sí te preocupa tu salud durante la actividad, puedes llevarte contigo un pulsómetro.

¿No te gusta oír los coches y gente gritando como loca pajaritos cantando y la dulce brisa chocando contra tu cara? Entonces coge un par de auriculares e introduce el mini-jack en el móvil y empieza a escuchar Eye of the tiger, ¿qué más se puede pedir? ¡Motivación a chorros! Si eres más de reggaeton… pues eso.

¡Al lío!

Recuerda que no eres un experto en esto, eres un novato y debes empezar con precaución. Estira antes y después de la actividad. Es de lo más importante, así que ya sabes.

Los primeros días quizás es mejor empezar caminando unos minutos y luego subir el ritmo. Más adelante podemos hacerlo como queramos, pero antes nos tendremos que acostumbrar. Es muy importante también descansar correctamente, para esto debes dormir lo suficiente y dejar un tiempo prudente entre actividad y actividad.

¡A por todas!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *