Errores que debes evitar cuando sales a correr

Correr

¡Estamos que no estamos con el tema de los runners! Como sabemos que se ha puesto de moda y os interesa, seguimos dándole caña al asunto. Pues bien, salimos a correr día tras día y puede que no lo sepas, pero es bastante probable que realices algún error que deberías evitar. ¡Todo sea para nuestra salud!

No calentar

El calentamiento es imprescindible para que los músculos, aunque redunde, entren en calor. También sirve para que las articulaciones funcionen correctamente. Te lo debes tomar en serio, empezar a correr sin un calentamiento previo puede llevarte a una lesión. Puedes ir caminando poco a poco e ir subiendo el nivel, no vayas muy fuerte. Recuerda que cuando acabes de correr debes ejercitarte disminuyendo el nivel para que así tu organismo, se adapte al cambio otra vez.

Correr con el estómago vacío

Según marcan los estudios, lo ideal es haber comido 60 minutos antes de salir a correr. Si se trata de una comida “pesada” se recomienda esperar un poco más. Además, es importante para abastecer a los músculos de hidratos de carbono. Así ayudas a prevenir la aparición de fatiga muscular y optimizar nuestro rendimiento. Es un error salir a correr con el estómago vacío, muchos entrenamos así y creemos que es bueno, pero todo lo contrario; conseguimos perder masa muscular.

Si eres de los que madrugan para ir a correr, tienes 2 opciones: madrugar aún más para hacer un desayuno completo o una buena cena lo suficiente efectiva para poder rendir por la mañana.

No descansar

Muchos corredores creen que descansar es una pérdida de tiempo o una oportunidad para mejorar. Todo depende del último entreno que hayamos hecho. Si ha sido intenso, se recomienda descansar el día siguiente.

Los descansos permiten la adecuada regeneración del organismo. No tiene sentido hacer el bestia si después no puedes moverte durante una semana. Corre con moderación pero regularmente y obtendrás placer, satisfacción y mejora en tu organismo.

Compararte con otra persona

De corredores hay miles, y cada uno es distinto al otro. Por eso mismo no te tienes que comparar con ninguno, tu amigo puede aguantar más tiempo que tu corriendo y no por eso tienes que forzarte, recuerda que puedes provocarte lesiones. Además, si te comparas con alguien que puede aguantar más que tu, te vas a desanimar; así que sólo comprueba tus resultados y ves a tu ritmo. ¡Poco a poco vas a poder dar más de ti!

Ignorar el dolor

Normalmente cuando algo duele, es porque algo falla. Si ignoras el dolor no te va hacer un deportista más fuerte, te expones a sufrir una lesión que podría ser importante. Descansar o bajar el ritmo es lo que deberías hacer. Recuperarse es la clave para seguir mejorando.

¡Qué vaya bien tu entreno!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *